Sitio para aprender economía.

26/11/14

El Papel del Ferrocarril en la Revolución Industrial

El ferrocarril tiene un papel estelar en el ámbito de la transportación para el desarrollo económico, tanto la integración de los mercados como en el incremento de la demanda de bienes industriales por su construcción, además de la posibilidad de incrementar el comercio nacional y multinacional.

El invento más revolucionario en el siglo XIX, en el área del transporte, lo constituyó el ferrocarril, que permitió por primera vez abaratar y agilizar el transporte por tierra, que hasta entonces era costoso y, sobre todo, lento, lo cual dificultaba las comunicaciones en los casos en los que no existían vías fluviales o marítimas.

La construcción de canales, que comenzó en el siglo XVIII y continuó a lo largo de todo el siglo XIX, hizo posible agilizar las comunicaciones internas, pero sólo en aquellas áreas en las que la geografía lo permitía. El ferrocarril en cambio, pudo construirse en cualquier tipo de terreno y salvar toda clase de obstáculos. Por otra parte, en las áreas donde existían buenas comunicaciones internas por agua, los ferrocarriles no compitieron con las redes de ríos y canales, sino que las complementaron.

Hacia 1850, sólo los países más industrializados contaban con una extensión considerable de vías férreas. En la segunda mitad del siglo, la construcción se aceleró. Los países más desarrollados complementaron sus redes, mientras que los de la periferia comenzaron a tender sus líneas.

Entre 1850 y 1870 se construyeron 75 000 kilómetros de ferrocarriles en Europa (sin contar a los de Rusia y el Imperio Otomano). En la medida en que se fueron complementando las redes nacionales, también se fue integrando un mercado continental. Hacia 1880, prácticamente todas las vías férreas estaban unidas entre sí,y la estructura ferroviaria de Europa continental apenas sería modificada luego.

De igual manera, el ferrocarril contribuyó al desarrollo de nuevas formas de financiación y de organización de las empresas. Mientras que los primeros países industriales: Gran Bretaña, Bélgica, Francia, Alemania y Estados Unidos, los ferrocarriles fueron construidos con capitales nacionales (ya sea privados o públicos), en los países de industrialización tardía fue determinante en papel de la inversión extranjera. En Europa, los capitales franceses tuvieron un papel importante.

Se utiliza el término “Revolución de los transportes”, para hacer referencia al conjunto de innovaciones que tuvieron lugar en el siglo XIX; a partir de la década de 1830, desde el momento en que se empezó a utilizar la tecnología de vapor para accionar medios de transporte por tierra y por agua; dicha denominación designa, lo que podríamos llamar: “La era del ferrocarril y de los barcos de vapor”. En realidad, el proceso de innovación en los transportes, ha sido tan importante que confiere cierta continuidad; ya que desde fines del siglo XIX comenzaron a construirse los primeros automóviles y los medios de transporte accionados por la electricidad (tranvías, subterráneos, ferrocarriles, etc), y en el siglo XX se desarrolla el transporte aéreo.  

Fuente:
María Inés Barbero. (2001). Historia económica y social general. México: Macchi.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Buscar este blog

Cargando...

Artículos Populares

Con la tecnología de Blogger.